¿Qué pasa si a tu hijo no le gustan los deportes?

A muchos niños no les gustan los deportes porque no los entienden o no los han practicado. Sin embargo, también puede deberse a que están hechos para otro tipo de actividades. Aunque estemos acostumbrados a la idea de que los niños deben hacer deporte, debemos comprender que no está mal si no es así.

Si tu hijo ha practicado algún deporte y no se divirtió, puede que se haya quedado con esa mala experiencia y piense que no va a disfrutar ninguno. Esto puede deberse a que no estaba en sintonía con los demás niños, o simplemente no le gustó la competencia, ya que esta sensación puede provocar emociones intensas.

Si es el caso, tu hijo debe saber que todos cometen errores y no debería ser una razón para molestarse o sentirse mal. Además, equivocarse es parte importante de aprender.

Una vez que sepa esto, debes explicarle que los deportes pueden ser una gran experiencia para mejorar sus habilidades y desarrollar un espíritu de equipo mientras trabaja con sus compañeros para lograr un objetivo común. Sólo se requiere encontrar el adecuado, que se adapte a sus necesidades y a sus gustos.

Sin embargo, puede que tu hijo no sea bueno para los deportes, incluso individuales, pero sí para otras actividades no deportivas. Anímalo para que pruebe otras experiencias que lo lleven, eventualmente, a donde necesita estar y haga aquello para lo que nació.

¿Cómo encontrar la actividad adecuada?

Debes conocer las habilidades de tu hijo para saber qué actividad se acopla mejor a él. No tiene que ser un deporte.

Incluso si no ubicas bien aquello para lo que es bueno, hay escuelas que ofrecen clases de prueba de sus actividades extraescolares, en las que tu hijo podrá probarse a sí mismo y decidir si le gusta o no.

Consejos para los padres

  • Fomenta el ejercicio incidental, como jugar en el patio, caminar o andar en bicicleta. De igual manera, puede ejercitar su mente con actividades como el ajedrez o la robótica.
  • No lo obligues a jugar un deporte que no le gusta. No le va a ayudar.
  • No lo avergüences ni hagas que se sienta mal por no tener habilidades o gusto por el deporte, especialmente frente a sus compañeros. Reconoce sus fortalezas y apóyalo en las cosas que ama.
  • Cuando sea más grande, vuelve a sugerirle, sin presión, que practique algún deporte. Quizá con los años pueda aprender a disfrutarlo.

En Colegio Williams, la mejor primaria de México, contamos con actividades extraescolares deportivas y no deportivas, para todas las habilidades. Nuestro campus Ajusco incluye una granja en la que se llevan a cabo clases de equitación, tenis, fútbol y frontón, entre otros deportes, además de enseñar a los niños a cuidar a los animales. Conócenos y permite que tu hijo descubra para qué es bueno y, posteriormente, explore y desarrolle todas sus destrezas.

New Call-to-action

Topics: Mejores primarias de México

11-oct-2018 10:00:00