Cómo adaptarse al cambio de Secundaria a Preparatoria

secundaria-mejores_preparatorias_de_méxico

A continuación, les presentamos un artículo que nos ayuda a entender más acerca de cómo afrontar la transición de Secundaria a Preparatoria, ya que está llena de cambios físicos y emocionales. En el Colegio Williams, contamos con una de las mejores Preparatorias de México, para hacer este proceso más fácil.

“Brinca la tablita, yo ya la brinqué…”

Así como los niños empiezan a brincar con la tradicional canción infantil, en la vida real también dan “brincos” de una etapa escolar a otra. Y uno de los más significativos, tanto en el plano escolar como psicológico, es cuando pasan de Secundaria a Preparatoria.

En este período, los adolescentes experimentan cambios físicos y emocionales que, aunados a los compromisos académicos, pueden motivar un aprendizaje positivo, o bien, derivar en problemas educativos y sociales.

Las implicaciones de esta transición dependen, en gran medida, del apoyo y orientación que reciban de los adultos más cercanos a ellos, ya sean sus papás, tutores, psicólogos, maestros o consejeros escolares.

Es precisamente en esta etapa cuando los padres de familia deben prestarles más atención a sus hijos, porque aunque físicamente parezcan adultos, aún no piensan ni actúan como tales.

“Fisiológicamente sus lóbulos frontales están en desarrollo, su capacidad de juicio está en proceso, por eso son tan vulnerables a cualquier influencia y no ven más allá de lo inmediato”, señala el doctor en Psicología Édgar Suárez Ramos.

Durante este período los jóvenes definen su identidad y se preparan para la vida adulta. Sin embargo, los cuantiosos cambios que se presentan provocan que vivan una “exuberancia cerebral”, como lo define el también consejero educativo.

“Es una época de torbellino donde están formando su personalidad, tienen cambios hormonales, salen del cascarón de su casa y empiezan a tomar decisiones”, indica el psicólogo social Jesús Castillo López.

En esta transición los adolescentes experimentan emociones ambivalentes: por un lado, incertidumbre y, por otro, entusiasmo. Con expresiones como: “Estoy muy emocionada, pero nerviosa más que todo por el cambio.”

En Preparatoria suelen llevar más materias y el ambiente es distinto. Ante las nuevas experiencias, los jóvenes están entusiasmados y, aunque tienen algo de miedo, su euforia es mayor, pues mientras más altas son sus expectativas, las posibilidades de frustración también aumentan.

En ésta, como en muchas otras etapas, el apoyo familiar es fundamental, ya que los chavos adolecen de recursos para atender todos los cambios que están viviendo.

En la siguiente publicación, ahondaremos sobre un tema que salta en esta transición que es: cómo enfrentarse a la nueva libertad que tienen.

New Call-to-action

Colegio Williams, uno de los mejores colegios de México.

Topics: Mejores preparatorias de México